5 consejos para brindar el brindis perfecto sin importar la ocasión

No está seguro de qué decir? Tenga en cuenta estas reglas y lo logrará.

5 consejos para brindar el brindis perfecto sin importar la ocasión

Estás en una cena de premiación. O tal vez sea una gran inauguración o incluso una fiesta de jubilación. Se le pide que diga algunas palabras, pero no está seguro de cómo hacerlo. ¿Cómo se encuentra el nivel correcto de papilla, no demasiado blanda, pero sí lo suficientemente blanda? Es una ocasión especial, por lo que desea darle a su audiencia una sensación cálida, pero no quiere ser demasiado cursi y hacer que se avergüence. A continuación, presentamos cinco sencillos consejos que debe tener en cuenta para su próximo brindis.

1. Comience con lo obvio



Cuando se reúnen para una celebración, comparten el mismo espacio físico con su audiencia. Todos experimentan el mismo entorno: la decoración, etc. Sin embargo, en el interior, cada uno de ustedes todavía habita en su propio pequeño mundo, notando el zumbido de su teléfono inteligente, los pensamientos en su cabeza sobre la comida o las personas con las que está sentado al lado. Entonces, el primer desafío que enfrenta cualquier maestro de ceremonias o brindis es simplemente conectarse con su audiencia compartiendo el mismo espacio mental.

Hable sobre lo que tienen en común todos: ¿Por qué están aquí juntos en primer lugar?

La forma más fácil de crear esa conexión, por supuesto, es simplemente hablar sobre lo que hay en común con todos: ¿Por qué están aquí juntos en primer lugar? Cuando comienzas con lo obvio, es como escuchar las primeras notas de una melodía familiar: todos entran en el mismo ritmo.



¿Rusia aterrizó en la luna?

Por ejemplo, si está celebrando una jubilación, podría comenzar diciendo algo como: Estamos aquí hoy para celebrar una transición: del final al comienzo, de lo familiar a lo desconocido, de un desafío a otro. Puede que esto no te suene especialmente original, pero es una forma eficaz de establecer rápidamente el tono. Al dar voz a la experiencia común, reúne a la audiencia, forjando un sentimiento de unidad.

2. Comparta algo sobre usted mismo



A partir de ahí, es hora de moverse fuera de cualquier cosa potencialmente trillada. Ahora que tiene a su audiencia pensando en lo mismo, desea inculcar un sentimiento común al respecto y, al mismo tiempo, consolidar su enfoque en . La forma más sencilla de hacerlo es contándoles una historia rápida sobre usted que sea relevante para la situación.

No se preocupe, no se está robando el centro de atención. Aquí hay un ejemplo que podría usar de mi propia experiencia:

Recuerdo el día en Montreal cuando recibí una carta del gobierno de Quebec. Había solicitado una beca para lograr mi sueño de hacer un posgrado. ¿Sería yo una de las dos personas de la provincia en ganar la beca? Me temblaban las manos cuando abrí la carta. ¡Fui seleccionado! Esa carta cambió mi vida. Hoy, usted también ha abierto un nuevo sobre, logrado una nueva oportunidad, forjado un nuevo comienzo y alcanzado un nuevo nivel de logros.



Al revelar momentos personales como estos, establece una medida de confianza que ayuda a su audiencia a sentirse abierta positivamente y abierta a lo que tiene que decir.

3. Cíñete a las oraciones cortas.

Nada mata la atención más rápido que alguien que suena sin parar. El mejor remedio para eso es hablar en frases cortas. Cuanto más corta sea la oración, mayor será el impacto.

Relación salarial entre el director ejecutivo y el trabajador por país

Por ejemplo, en lugar de decir, David es un gran activo para nuestra empresa porque es un gran trabajador, nunca se queja y nadie trata con los clientes mejor que él, podría expresarlo de esta manera: David es un gran activo para nuestra empresa. Es un gran trabajador. Nunca se queja. Nadie trata mejor con los clientes. No significa cortar contenido, solo dividirlo en unidades más digeribles.

4. Atrévete a ser diferente



Recientemente estuve en una boda donde el padrino se puso de pie, miró a los novios y comenzó a cantar Let It Go de la película. Congelado (con algunas letras especiales propias). Ahora cantando a capella en una boda puede ser una exageración para la mayoría de nosotros, pero recibió una ovación de pie.

mapa electoral de estados unidos por condado
A menos que esté absolutamente seguro de que tiene una historia ganadora, manténgala positiva.

No dude en capitalizar sus talentos únicos. La mayoría de los brindis son bastante formulados, así que si hay algo que solo tú puedas hacer que parezca de buen gusto y apropiado para la situación, ¡adelante! La forma en que decida hacer que la ocasión sea memorable depende de usted, pero asegúrese de encontrar la manera de destacar.

5.Asegúrate de no avergonzar a nadie

Si está celebrando el logro de alguien o brindando con un amigo en una boda, puede ser tentador incluir una historia vergonzosa para hacer reír a la audiencia. Si bien esto puede funcionar en determinadas circunstancias, es una propuesta arriesgada.

Puede tener confianza en el sentido del humor de la otra persona, pero ese momento especial puede no ser el momento adecuado para reírse a costa de ellos. E incluso si ellos disfrútelo, puede hacer que el resto de la multitud se sienta incómodo. Entonces, a menos que esté absolutamente seguro de que tiene un ganador de una historia, manténgalo positivo.

Los brindis pueden ser estresantes porque solo en raras ocasiones tenemos que levantarnos y darlos. Pero tenga en cuenta estos consejos básicos y dejará a sus oyentes con algo memorable, por las razones correctas.